#YoJefa

#YoJefa Belén Ponce nos cuenta sobre su marca KUSSE

La personalización de prendas y objetos que incluímos en nuestra vida cotidiana es sin duda una tendencia que está obteniendo mayor importancia en estos últimos años por su significado, algo único, hecho a la medida y al gusto exacto de cada persona que nos lleve a recuerdos y lugares especiales.

Belén Ponce junto a Jonathan Vergani son los creadores de la marca de indumentaria KUSSE, ubicada en Buenos Aires y en San Roque Corrientes, ambos empezaron muy jóvenes este sueño que se está convirtiendo en realidad y hoy nos cuentan su historia en Chicas Guapas Tv.

CG: ¿Cómo nace KUSSE?


B: Kusse nace de un sueño tanto mío como de mi pareja. Desde que tengo 13 años aprendí a coser con mi mamá y en mis tiempos libres la ayudaba en sus trabajos de costura, siempre fui muy independiente. 

Me encantaba el mundo textil, siempre estuve rodeadas de máquinas de coser y telas, pero soñaba con tener algo propio, no trabajar para otras empresas. 

Cuando tenía 16 años, mi novio que vivía en la provincia de Corrientes, se vino a vivir a Buenos Aires, yo estaba en la secundaria y siempre metida en la costura, el empezó a trabajar en supermercados. Mi mamá empezó a retirarse de la costura, por ende, yo solo tenía retazos de telas que iban quedando.

Un día con mi novio, él sin ningún tipo de conocimiento en lo textil, decidimos cortar y armar billeteras, ahí fue cuando decidimos empezar a trabajar para algo nuestro, solo teníamos las máquinas de coser de mi mama. Ya estando en mi último año de secundaria, con 18 años, le propuse a mi novio empezar a hacer remeras, le pedimos a mi mama que nos haga unos moldes, y yo me encargaba de la costura, así nacieron nuestras primeras prendas, les saque fotos, armé una fan page y las empecé a publicar. 

Nuestras remeras eran lisas y llegaron a un grupo de personas que usaban la técnica de sublimado para estampar, ellos compraron muchísimas remeras, ahí empezábamos a vender al interior del país. Fue una locura y ya que yo estaba terminando el secundario mi mama empezó a trabajar nuevamente en costura conmigo, pero esta vez para algo propio. 

Comprábamos telas por metro en Morón con el sueldo de mi novio, él se encargaba de cortar todas las prendas y nosotras de producirlas, el momento más crucial fue cuando una persona de Uruguay se contactó con nosotros para hacernos una compra de 100 remeras, en ese momento nos dimos cuenta que nuestro producto era muy bueno, nos caracterizaba muchísimo nuestro tipo de moldería. Fue nuestra primera venta grande, esa persona había cruzado el charco exclusivamente para retirar las remeras.

Después de esa gran venta, me di cuenta que ya no quería seguir haciendo prendas para que otras personas las estampen y las vendan como propias, yo quería lo mismo, pero a gran escala, quería vender en cantidad. Me empezó a gustar mucho la sublimación. Mi pareja, seguía trabajando en relación de dependencia, empezó a mirar videos en Youtube de cómo diseñar y así aprendió a usar Corel Draw y así a crear muchísimo, hasta que un día nos contactaron por unas camisetas para un equipo de futbol femenino, sin tener estampadora ni conocimiento en sublimación, les dijimos que sí, total las molderías y la experiencia de fabricar remeras la teníamos. Nos fuimos a once a buscar un lugar de impresión y estampa en sublimación, él se encargó de realizar el diseño y ahí fue cuando nacieron nuestras primeras remeras diseñadas y estampadas con nuestro diseño. 

Con mucha emoción, les saqué fotos, y las empecé a promocionar, yo siempre fui la encargada de ventas y atención al cliente, además de la confección de las prendas y en ese momento empezamos a tomar muchísimos pedidos. Empezábamos a crecer un montón, nuestras camisetas llegaban a todo el país, ya no dábamos a basto con la confección ya que éramos dos personas cosiendo, y mi pareja cortando y diseñando, y todavía sosteniendo su trabajo.

Empezamos a tomar dimensión de lo que estábamos creando y fue cuando tomó la decisión de renunciar y dedicarnos de llenos a nuestro emprendimiento. Con 19 años, empezamos a comprar nuestras primeras maquinarias, ya completamente enfocados en lo que queríamos y con 21 años abrimos nuestro primer local en la provincia de Corrientes. Hoy ya con varios años de trabajo y muchísimo sacrificio, tenemos un gran taller con un nivel de producción muy alto, no solo fabricamos indumentaria para clubes, también fabricamos indumentaria para egresados y empresas.  Nuestro crecimiento fue tan grande, que hoy estamos construyendo nuestra gran fabrica soñada. 


CG ¿Cuáles son los productos Estrella de la marca?


B: Los productos estrellas de nuestra marca son remeras y camperas. Tanto deportivas como de egresados. Absolutamente todo personalizado. Tambien fabricamos medias, gorras, mangas de compresion, cuellos termicos, todo personalizado. 


CG: ¿Cómo es ser tu propia jefa? 

B: Algo increíble, desde siempre soñaba con ser mi propia jefa, al terminar el secundario solo quería eso. No todo es color de rosas, ser tu propia jefa implica muchísimos desafíos, el más grande para mí fue delegar, siempre soñé con un gran equipo de trabajo, algo muy difícil, ya que siempre crecimos sin tener ningún tipo de respaldo económico, todo lo que facturábamos iban a maquinarias y telas.

En nuestro país hay que estar un paso adelante de la inflación. Disfruto muchísimo ser mi propia jefa, puedo acomodar mis tiempos a mi manera y crearme muchos desafíos, mi parte favorita. Si bien, parte de los desafíos no tan lindos, implican solucionar problemáticas del día a día, desde subas constantes, faltas de insumos, demoras en producción, etc, pero ver mis propias metas cumplirse o tener la oportunidad de conocer clientes de cualquier parte del país, son de las cosas que más amo, y no lo cambio por nada del mundo.


CG: ¿Por qué recomendás que encarguen sus productos Customizados con Kusse?

B: En Kusse trabajamos con un trato personalizado con cada cliente, tanto de manera virtual como presencial, siempre que podemos organizamos reuniones informativas tanto en Buenos Aires como en la provincia de Corrientes, nos encanta conocer a nuestros clientes y compartir momentos con ellos.

Hace poco pudimos incorporar una visita a la provincia de Chaco. La parte mas linda de nuestro trabajo, es que cada cliente puede trabajar en conjunto con nosotros para lograr que sus prendas sean lo que deseen. Trabajamos muchisimo la parte humana, adaptandonos a la necesidad de cada cliente, aportando a clubes que recien empiezan, a ligas deportivas en crecimiento y a escuelas rurales. 


CG: ¿Qué sueño les queda por cumplir?


B: Mi proximo gran sueño a cumplir, es inaugurar la fabrica de mis sueños. Seguir construyendo la empresa que siempre quise, con un equipo de trabajo feliz, creciendo todos en conjunto. Sin ellos esto no seria posible, empezando por mi mamá que hoy en dia es nuestra socia, ella fue nuestra mentora desde el principio, Elvi es quien estampa las prendas, Nahuel y Jose encargados del sector corte de telas, Barbi encargada de ventas y atención al publico de todo el paús, Tatiana atencion al publico del local de Corrientes y todos nuestros talleristas Mariano, Naty, Matias, Blanca, Vivi, Lore y Eva. Y mi gran sueño por cumplir sin dudas es gracias a mi Papá, Roque que siempre estuvo acompañándome, aconsejándome, apoyándome y por sobre todo creyendo siempre en mi.

¡Gracias Belén por compartirnos tu historia! Seguí a KUSSE y dale vida a tus diseños favoritos haciendo clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *