#Celebrities

Valentina Salezzi: «Disfruto comer porque de chica lo veía como algo prohibido»

Por: Manu Carballeira.

«Eat girl» como ella se describe, Valentina nos cuenta todo su recorrido hasta por fin tener el trabajo de sus sueños. Todo en esta charla con CHICAS GUAPAS.

-Hiciste muchísimos esfuerzos para poder estudiar, ¿Siempre supiste que te querías implicar en los medios de comunicación?

-Hice muchísimos esfuerzos porque no soy de Buenos Aires, me costó un montón poder vivir acá, ingresar a una facultad, poder trabajar. Estudiar periodismo para mi fue lo más, después me especialicé en el gastronómico, pero comencé en una radio y pensaba «esto me encanta, quiero ser periodista». Gracias a ese trabajo en la radio, pude pagarme la facultad y descubrir que esto era para mi.

¿Cómo fue el salto para pasar del periodismo hacia la cocina? ¿Cómo los fusionas?

-Salté a la cocina porque cuando me recibí estaba trabajando en una radio y también conducía un programa de fiestas de 15, y yo quería hacer algo distinto. Antes no era todo descontracturado como pueden ser ahora las redes sociales, entonces dije «voy a hacer un canal de YouTube donde voy a cocinar con famosos y de paso le hago unas preguntas». Fue en la cocina porque me encanta comer, pero tranquilamente podría hacer sido jugando al jenga. Cocinando la pegue un montón, me empezaron a llamar para trabajar como cocinera sin saber que no lo era y ahí comencé a hacer millones de cursos.

-Tenes un café con el nombre de tu perrita Mirtha ¿Qué representa ella para vos?

-Tengo un café en Mar del Plata que se llama como mi hija, la luz de mi vida, mi amor. Mirtha es todo para mi, es mi gran compañera. Nunca había tenido un perro y realmente la considero mi hija. «Mirtha café» tiene un gran significado, no solo se concreta un sueño, si no que también es un proyecto familiar, con mi hermano.

-Te encanta viajar, ¿Te gustaría que «Mirtha» se vuelva una cadena en distintos países?

-Tengo propuestas. Me encantaría que «Mirtha Café» este en todas partes del mundo. Yo estoy atrás de cada detalle, es una pastelería integral, con productos veganos, sin gluten, pastelería francesa, tradicional. Al estar en todo, voy de a poco, porque quiero estar de lleno en cada sucursal.

-Contaste anteriormente que viviste algunos deficits alimenticios, ¿Cómo se lleva ese proceso? ¿Pudiste superarlo completamente o es una lucha diaria?

-Yo trabajaba como modelo de alta costura. Era un mundo agotador, no se como será ahora, pero te medían cada centímetro, tenías dos demás y no trabajabas. Era muy chica, le daba mucha importancia a la comida, empecé a comer sano y adelgace mucho de golpe, después tuve que engordar y no lo entendía.

Yo realmente creo y espero que en las agencias de modelo estas cosas ya no sucedan. Dejar de fomentar la flacura extrema. Antes cuanto más flaca, más trabajabas. Gracias a Dios yo no llegué a la anorexia o bulimia, fue más por arriba. Hoy me alimento sano, me doy todos los gustos, me encanta disfrutar. Creo que lo disfruto tanto porque de chica lo veía como algo prohibido.

-Sos muy fiel a tus seguidores y no tenés hate, ¿Qué sentís que tiene tu contenido de especial que hace que tu público sea tan leal?

-No tengo hate. Yo creo que me mantuve como perfil bajo, dirigido siempre al mismo público. Siempre les contesto, hay un buen feedback. Cuando van a mi café me quedo hablando con todos, atiendo yo las mesas. No me gusta perder el día a día. Es una constancia, poder prestarles atención. Alguna que otra vez se han metido con mi peso, pero fue otra época, por suerte ya paso.

-En alguna oportunidad se te señalo como la «tercera en discordia» ¿Cómo manejás esos momentos en los que todas las miradas están en vos? ¿Qué opinas de que los medios etiqueten de esa manera?

-Fue una de las cosas más feas de trabajar en las redes sociales. Yo no tenía vínculo con ninguno de los dos. Fue horrible. Realmente no entendía nada. ¿Cómo se podía inventar algo así? Se hizo re grande, yo no sabía que hacer, si salía a hablar iba a parecer que quería aprovechar la situación. Solo quería esconderme abajo de las baldosas. Lo que hice fue hablar con ella y decirle «che, sabés que nada que ver ¿no?», y por suerte un amor.

-Sos representante de muchísimas chicas que tienen el sueño de ser comunicadoras y lo ven muy lejano. Desde tu lugar, ¿Qué es lo más importante a la hora de crear contenido?

-Lo más importante es ser lo más original y autentico posible. Hay lugar para todo el mundo en las redes sociales, solo hay que ser constante y mostrarse de una manera diferente. Si haces lo que te gusta, se nota. Hacerlo, relajar, te vas a ir perfeccionando. Hay que animarse y confiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *