#ActitudChicaGuapa / #LifeStyle / #News

¿Feminismo o “femeninismo”?

Por: Lita Donoso | Psicóloga, Escritora, Conferencista

Llevo una vida recorriendo los rincones del alma de las personas. Hombres y mujeres que han buscado en mi consultorio una salida a sus sufrimientos.

Hoy quiero referirme a la situación actual en la que un grupo importante de mujeres han elegido estar. Me refiero a un tipo de activismo más conocido como “movimiento feminista”, que es el resultado de miles de años de patriarcado duro y que nos tuvo realmente por las cuerdas. Y aunque nunca me pude identificar con esta movida, me gustaría dar una mirada rápida sobre algunos aspectos relacionados con este asunto, ya que tampoco se trata de escribir un ensayo al respecto. Son mis personales reflexiones, que a más de alguien podrían interesar.

La pregunta que hay que hacerse, sería: ¿Cuál es la real magnitud de la herida, como para llevar a las mujeres a tal nivel de desconfianza, resentimiento y por qué no decir odio contra el género masculino?

La segunda pregunta que me hago es: ¿no estará siendo peor el remedio que la enfermedad?

La primera pregunta surge de la cantidad de mujeres que he atendido por cuarenta años donde la casuística va desde el “aburrimiento de una relación estable y sin mayores tragedias” a las definitivamente denominadas “relaciones trágicas”. Todas por supuesto en relación a un hombre maltratador, egoísta, abandonador, abusador o simplemente …” normal” (en cuanto a patología, me refiero. Todos tenemos pifias por resolver).

¿Y a qué conclusión he llegado después de todos estos años?

Que descontando a mis queridas pacientes que estaban vinculadas a hombres insanos -a las que ayudé amorosamente a salir del infierno- una gran mayoría de ellas seducida por los cantos de libertad -emocional, social, sexual, etc.- se dejaron llevar por el “impulso separatista” -libre albedrío decía yo desde mi lugar- y terminaron solas, viendo como sus exparejas y exmaridos se iban a probar nuevos océanos, habían aprendido la amarga lección y pudieron establecer nuevas redes de afectos y nuevas familias que se han sostenido en el tiempo. Luego se dieron cuenta que el príncipe azul que tanto anhelaban por edad ya estaba “ocupado” y gastaron tiempo, energía ¡y dinero! en nuevas conquistas que nunca llegaron a buen puerto.

¿Te sientes identificada con esto? ¿Perteneces a la “segunda administración” y estás chocha con tu pareja que ya pasó por una frustrada y frustrante relación anterior? Bueno. Es así la vida moderna.

Las pacientes que dijeron “mejor sola que mal acompañada” de corazón y que de verdad se dedicaron a cultivar su jardín interior, realmente florecieron y muchas de ellas incluso sintonizaron con un nuevo y verdadero amor.

A la segunda conclusión que llegué, es que la herida que causó milenios de patriarcado ignaro y abusivo, no se puede “combatir”. ¡Es absurdo!. Guerra genera guerra.

Solo se puede “erradicar” en la medida que la mujer que es la verdadera portadora de la fuerza de la naturaleza y del espíritu -si quieren lo debatimos tomándonos unos  mates-, entronice en sí misma su propio lado masculino. Que pueda llevar a cabo la alquimia del amor, la sabiduría y el poder necesarios para desde allí gestar una nueva humanidad. Porque el abusador, maltratador y tirano no tuvo madre. Puede incluso no haber tenido padre. Pero si fue criado por una mujer cuya inteligencia y amorosidad vibraron en perfecto equilibrio, ese hombre es perfectamente capaz de amar. Así. A secas.  Porque se ama a sí mismo. Y amará del mismo modo a su pareja, a su descendencia, a la naturaleza y todo. Si el cambio no viene desde dentro, no sirve. Créanme.

¡Más “femeninismo” por favoooor!

Lita Donoso | Psicóloga, Escritora, Conferencista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *