#Fashion

Cruz Ezquivel: Zapatos hechos para durar

Sabemos que los zapateros Argentinos tienen muy buena fama a nivel mundial, y es que existe una larga tradición en la confección de calzado de manera artesanal, el zapato hecho a mano de principio a fin, un producto lleno de oficios casi extintos y que hoy, en pleno proceso de pensar en una moda más sostenible retoma impulso y se pone en el centro de la escena.

CRUZ ESQUIVEL es uno de esos exponentes, toma cada oficio, el de los cortadores a cuchilla, el armador, el suelero, el empaquista y los hace protagonistas en esa cadena de valor.

Una marca de zapatos nacida en el 2016, que reversiona clásicos y que escapa a las temporadas, los clásicos aggiornados de esta etiqueta se pueden usar todo el año y durante varios años.

Diego y Javier un día dieron un giro a sus carreras y se volvieron zapateros, hoy le dan vida a esta marca que puede encontrarse en su Atelier en el coqueto barrio de Recoleta pero que recorre todo el país a través de locales multimarcas y con su tienda online, también venden al exterior donde llegan en 5 días hábiles. Además en el 2019 comenzaron a exportar a Denver, USA y a Asunción en Paraguay para estar presentes en dos Concept Store.

En 2019 participaron en la Feria Puro Diseño y en 2021 fueron galardonados con el Sello Buen Diseño que otorga el Ministerio de Desarrollo productivo de la Nación y eso los preparó para una nueva etapa en la expansión del negocio.

Los planes para 2022 son retomar los caminos que quedaron en stand-by por la Pandemia, volver a presentarse en Ferias Internacionales para llevar el trabajo Argentino al mundo y seguir creciendo dentro del territorio nacional.

Sus colecciones siempre tienen mucho color aunque no faltan los clásicos de siempre, esos infaltables del guardarropas, un justo equilibrio que hace siempre difícil poder elegir solo uno, quizá ese sea el truco de sus creadores.

CRUZ ESQUIVEL toma la tradición del calzado artesanal y lo impulsa en un mundo moderno, donde el lujo es un objeto forjado por una persona, donde importa el proceso y el tiempo, donde la cadena de valor se imprime en cada etapa y con cada hombre y cada mujer que son parte de ese zapato, de ese universo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *