#ActitudChicaGuapa / #Art / #Beauty / #Celebrities / #Emprendedoras / #Events / #Fashion / #GirlBoss / #LifeStyle / #Luxury / #News / #Trends

Belén Baldelomar: “Me di cuenta que podía ser un agente de cambio hacia una industria más inclusiva y sustentable”

Por: María Laura Quintero.

“Animarte, creértela en el buen sentido, sentirme suficiente, poderosa, valiosa e ir al frente, ACTITUD 100%”, así define Belén Baldelomar a una #ChicaGuapa. Y es que la periodista y experta en comunicación de moda, siempre se arriesgó a desafiar lo establecido para crear la carrera de sus sueños y crecer en la industria de la moda que tanto le apasiona.

Nacida en Casilda, Santa Fe, sintió desde muy chica un gusto lúdico por la moda y le divertía poder vestirse de una manera o de otra. “Cuando tenía 16 años salía con una alpargata de cada color. Siempre confié en el poder de las prendas, en cómo repercute en la energía de la persona”.

Hoy, Belén es Directora de DMAG una revista de vanguardia en moda, arte, diseño y música, con una mirada diferente de las tendencias y llegó a Chicas Guapas, para contarnos cómo ha sido este proceso y la responsabilidad que siente de hacer un cambio en la forma en qué se comunica sobre moda.

CG: ¿Cuándo te diste cuenta de que la moda era algo que te apasionaba y que querías ejercer en el futuro? 

B: Estudié Comunicación y Marketing Digital. Al principio trabajé para diversas industrias con marcas como Club Med, Pommery, CNN, Pampers y Pantene, pero afirmé mi amor por la moda cuando me contrataron para hacerme cargo del desembarco de Santana Textiles, una empresa textil líder en denim en Argentina. Luego fuí Gerente de Imagen de Prüne y ahora Directora de DMAG, una revista y plataforma de contenido de vanguardia.

CG: Iniciaste como cadete en una agencia de relaciones públicas y pasaste por comunicación de estas marcas reconocidas que nos comentas, ¿Qué te dejaron todas estas experiencias anteriores, que te prepararon para asumir el reto como Directora de DMAG?

B: Muchas enseñanzas, por un lado las relaciones, nutrirlas, conservarlas, ser buena gente y profesional. También poner buena energía, a no decaer y entender que el aprendizaje está en el error, ahí es donde uno se va perfeccionando, y para eso hay que animarse.

CG: Cuando asumiste la dirección de DMAG, ¿sentiste la responsabilidad de darle un cambio a la forma en que se comunica sobre moda? 

B: Si, totalmente, porque cuando estudiaba comunicación y marketing fui modelo y sufrí muchísimo en carne propia, tener que encajar en los cánones de la moda 90-60-90. Cuando entré en DMAG junto a un talentoso team, empezamos a mostrar la belleza desde otro lugar, mucho más real, genuino, sin edad, sin género, con cuerpos reales, y a hablar de lo importante.

CG: ¿Cuál sientes que fue un punto de inflexión en tu carrera profesional?

B: Cuando me di cuenta que podía ser un agente de cambio hacia una industria más inclusiva y sustentable, ayudar a liberar de la opresión machista y hegemónica con la que fuimos educadas, y a cuidar el planeta.

Haber sido Jurado del Martin Fierro de Moda me dio una gran satisfacción y siento mucho orgullo del talento argentino.

CG: ¿Cómo cambió la industria de la moda después de la pandemia y qué podemos esperar ver en el futuro?

B: Lo más importante es que se relentizó, estamos mucho más conscientes de los daños que genera la segunda industria más contaminante después del petróleo.  Ya no queremos comprar mucho y barato, celebramos el diseño, poco pero bueno, básicos, que duren mucho, de materiales naturales, artesanal, el upcycling, la compra y venta de ropa usada.

Las grandes marcas pasaron a presentar menos colecciones, más atemporales. Por ejemplo, la London Fashion Week unificó la semana de la moda femenina y masculina, y hará sólo tres instancias al año, y sin género.

CG: ¿Cómo logras el balance entre la vida laboral con la maternidad?

B: Con ayuda de mi marido y de una niñera. La organización es la clave, si te organizas hay tiempo para todo.

CG: ¿Cómo viviste el confinamiento y cómo crees que te cambió a nivel laboral y personal? 

B: Lo viví muy bien, con altos y bajos como todos, pero aproveché para “recalcular”, hice mucha introspección, revisé todo en mi vida, cómo comía, cómo entrenaba, mis relaciones, y le di mucha importancia a mi vida espiritual, a respetarme y escuchar lo que me hace feliz, porque ahí es donde somos abundantes. Y entendí también que se puede trabajar perfectamente desde casa, haciendo reuniones virtuales y cuando se pueda presenciales.

CG: ¿Qué crees que fue lo que te impulsó a crear la carrera de tus sueños y crecer en esta industria?

B: Es un trabajito de hormiga en el que cada día sumas un poquito. No bajar los brazos, esforzarme, investigar, animarme, tirarme a la pileta, probar cosas nuevas, confiar, insistir de una o de otra manera. 

¡Gracias Belu por ser parte de #ChicasGuapas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *