#Fashion

Balenciaga y su regreso a la Haute Couture

Por Inés Barrios

Balenciaga fue fundada hace más de 100 años en San Sebastián, España, y no presentaba una colección de alta costura desde 1968, este desfile presentado el 7 de julio del 2021 es uno de los regresos más esperados por el mundo de la moda.

El desfile fue celebrado en los mismos salones de París en los que Balenciaga mostraba en sus comienzos los primeros diseños de su autoría. Ante tan imponente escenario, la ausencia total de música fue el factor sorpresa que dió el tinte de misterio que albergaba la colección reflejando un minimalismo extraordinario. De esta manera, cada ruido y crujido de los tejidos ha atraído aún más la atención hacia las creaciones y hacia los detalles de cada una de las piezas presentadas.

La performance súper inclusiva de las y los modelos  fue enumerada, como en las primeras épocas de los desfiles de moda, en donde  se posaba  con el número de su outfits  impreso en una tarjeta: para que las clientas supiesen exactamente qué diseño querían pedir tras ver los desfiles en las pasarelas.

El homenaje al creador de la firma quedo plasmado en la esencia de los diseños, que reflejaban su espíritu trasgresor, Demna Gvasalia supo captar su ADN, recogiendo una vez más el legado de Cristóbal Balenciaga, pero manteniéndose  fiel a sus códigos sobredimensionados y distópicos.

Balenciaga coronó su presentación con los looks más extravagantes de la haute couture innovando al presentar piezas ajenas al vocabulario clásico de la alta costura como: pantalones de jean, cazadoras bomber y  gabardinas.

Presentó propuestas en denim, cortes oversized, hombreras voluminosas, entre otras siluetas que, sin duda, marcaran tendencia.

Las espaldas baggy: Los diseños con terminaciones esféricas y de confección abultada  adornaron el salón con desparpajo 

Exuberantes prendas de cortes globo en colores vibrantes que cautivaron las miradas de los presentes, el foco de atención se ubicaba en la saturación de las tonalidades saturadas de las pinzas.

Total look: La elegancia del negro como tono absoluto. 

Coronado por un sombrero plano concordante con el estilo oriental, el kimono negro  de cuello alto impacto por su originalidad. Confeccionado con delicadas y  voluminosas aplicaciones de plumas en tonos bloque. Una excéntrica y verdadera pieza de arte.

Sastrero: El ADN de Balenciaga  en su máxima expresión sobre ostentosos trajes sobredimensionados.  

Trajes oscuros y esmoquin sin género, de hombros anchos y caída amplia, confeccionados en texturas opacas con finas terminaciones  en los puños. 

Denim: El estilismo fue la clave para darle el toque vanguardista lo que nos tiene acostumbrados la firma.  

Las técnicas de desgaste utilizadas en las confecciones de las prendas en denim con cortes irregulares fueron el plato fuerte, una propuesta  textil y de diseño nada usual en un desfile de alta costura.

Oversize: Voluminosos y extravagantes coronaron la pasarela a puro color 

Los diseños en volúmenes exagerados libres de formas rígidas o estructurales, proponen reafirmar la tendencia de centrar los diseños en la amplitud, la comodidad y el color.

“El velo que obnubilo al mundo de la moda”.

Una de las icónicas creaciones que galardono la pasarela fue la pasada del vestido nupcial, un diseño que actualiza con una larga cola el mítico vestido creación de Balenciaga de 1967. 

En 1967, Cristóbal Balenciaga creaba uno de los vestidos nupciales más revolucionarios de la historia de la moda, sumándose así a la increíble herencia con la que el diseñador cuenta a día de hoy. Con un patronaje totalmente innovador, el vestido se confeccionó con gazar de seda; un tejido con cuerpo pero ligero a la vez, perfecto para realizar el corte deseado. 

Los invitados 

Todo esto, con una gran cantidad de invitados entre los que se encuentran Kanye West, Lewis Hamilton, Salma Hayek y Bella Hadid. Pero no solo eso, porque incluso en la pasarela nos encontramos con un rostro conocido: Ella Emhoff, hija de Kamala Harris que hace apenas unos meses debutó como modelo con motivo de la Semana de la Moda de Nueva York.

Sin dudas esta será una de las colecciones más memorables de Balenciaga, un tributo a su creador y uno de los despliegues artísticos  más imponentes de este 2021

¡Nosotras ya elegimos nuestros favoritos! Contanos: ¿Cuál es el tuyo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *