Un elegante viaje a los orígenes de Cartier a través de sus fragancias

Por Brenda Gil Gorrías

En el film Ocean’s 8, el collar que las estafadoras planean robar es un tributo a Jeanne Toussaint, quien fue la directora creativa de Cartier en la década de 1930, y quien estableció la línea de diseño de la marca. Como la historia detrás del collar de diamantes despertó el interés por saber más acerca de la Maison, en la Avant Premiere de la película, Chicas Guapas sorprendió a sus invitados con “Diamonds Tickets” con experiencias Cartier para que conozcan el legado de la firma. ¡Enterate todo lo que vivieron  los ganadores!

El personaje de Anne Hathaway fue el encargado de lucir la exclusiva pieza de Cartier en el film de Warner Pictures «Oceans 8». 

Tamara Fontán, la embajadora de las fragancias de la Maison en Argentina recibió a cada uno de los afortunados en Perfumerías Rouge y les contó que Cartier nació en París en 1847, fundada por el maestro joyero Louis-François Cartier; que luego continuó con el negocio su hijo Alfred, y más tarde, sus nietos Louis, Pierre y Jacques se esforzaron por crear un imperio orientado al extranjero.

Durante la charla, que fue un preludio de la cata de los perfumes de la Maison, Jeanne Toussaint también fue mencionada porque su apodo era «La Pantera», y aunque el animal había sido mencionado por primera vez en los diseños de Cartier ya en 1914, fue esta mujer excepcional y atrevida quien lo convirtió en el símbolo más icónico de la casa de la joyería.

En homenaje a ella, la perfumista Mathilde Laurent creó en 2014 la fragancia «La Panthère» para representar a mujeres de espíritu libre, elegantes y algo rebeldes. Ese aroma fue el primero que los premiados pudieron sentir durante la experiencia.

Otra de las fragancias que pudieron conocer fue «Baiser Volé» (beso robado), creada en 2011 para que el hombre se vuelva loco de amor. Durante su proceso, Laurent convocó a varios caballeros a que sintieran el aroma de distintas flores: 9 de cada 10 eligieron el lirio.

Pero a esta flor no se le puede extraer su fragancia. Por eso la recreó en su laboratorio y de ahí el nombre.

Le robó su esencia a la flor como se roba un beso. Es un perfume delicado y femenino, y su botella está inspirada en la polvera Cartier de 1920.

Una verdadera experiencia de lujo, ya que los perfumes Cartier son la puerta de entrada al mundo de El rey de los joyeros y el joyero de los reyes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *