Tendencia Arenales 2018: arte y diseño al aire libre

Por Brenda Gil Gorrías

El evento reunió a más de 25.000 personas en su noche de apertura que, con música en la calle e intervenciones de distinta naturaleza, se convirtió en una excelente vidriera para mostrar productos que -en esta edición- permanecieron en exhibición por tres días.

Durante esta edición de Tendencia Arenales 2018, las 60 vidrieras que integran el Distrito Arenales fueron intervenidas por equipos formados por la marca anfitriona y diseñadores que recibieron el Sello Buen Diseño (guiados y aconsejados por Flor Fasci y Matilde Quintana), en una fusión interesante que llevó a las más geniales ideas. La primera que pudimos apreciar fue la instalación de Federico Varone en la fachada de la galería Praxis.

La pieza “360” tomó vida como una cadena de ADN o caduceo que se abría y cerraba por las paredes, atravesando e invadiendo la vidriera para luego deslizarse hacia el interior de la misma. Ese fue el punto de partida de nuestro recorrido por la calle Arenales (que permaneció cerrada al tránsito). A partir de ahí, fuimos libres para caminar sus transversales y descubrir algunas de las propuestas creativas de los locales. Así que visitamos a Agustina Cerato, quien instaló junto a Memo Arquitectas una chocolatería que está imaginariamente en Little -una pintoresca ciudad en el norte de Francia-.

Otra de las vidrieras que llamó nuestra atención fue la de Sofía Willemoës, estudio especializado en murales y empapelados desde hace 10 años, con los barcos de madera de We are Sarmiento. Basada en Las mil y una noches y en el Medio Oriente, la diseñadora y su equipo armaron una comunión entre diseño, tarot, teatro, música y fantasía. “Este año también nos lookeamos para agasajar y divertir a la gente”, escribió Sofía en su cuenta de Instagram.

Walmer Interiorismo también nos deslumbró con la espectacular intervención de Fábrica de Luz, la música de Nacho Donadieu y el show de luces y fuego en vivo desde su vereda.

Pero la intervención más colorida y sabrosa del evento la ofreció Iluminación Agüero. Junto a Chilly recreó una atmósfera muy veraniega con reposeras portátiles y lámparas. Quienes entraban al local podían sacar de una sandía brochetas con tomate, queso y albahaca o de jamón crudo y melón.

Experiencias lúdicas

No podíamos dejar de pasar por las grandes atracciones de la noche para niños y no tan niños. Como homenaje a los 10 años de El Erudito, de Juegos Maldon, Salazar Casa transformó su espacio en un gran juego de mesa, y la vereda en un gran tablero para ir avanzando casilleros. Además, contó con arlequines y una máquina de garrapiñadas y algodón de azúcar.

Por su parte, La Compañía contó con una ilustración gigante de Cristian Turdera, que proviene de “Fiesta de Disfraces”, el Rompecabezas de Juguetes Clap. La misma fue rodeada por un pelotero.

Por último, nos deleitamos con la puesta en escena de Fontenla Furniture en sociedad con Solidmation. La mansión se vistió de rojo, con diseños de Claudia Faena y vestidos de Claudia Arce, para celebrar la pasión por el diseño. Una pasión compartida, ya que más de 25.000 personas asistieron a la apertura de Tendencia Arenales. Todo un éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *