Queremos más #InstagramVerdad

Por: Agustina Van Der Tuin

Son muchas las cuentas y personalidades en esta plataforma que hace tiempo dijeron stop a los tradicionales cánones de belleza. En esta nota vemos algunos de estos casos y recordamos que lo natural siempre supera a la idea de perfección.

El 16 de julio de este año Oriana Sabatini publicó en su cuenta personal un video en el que muestra su cuerpo tal cual es, sin filtros en todo sentido: 

“Sé que tengo poco culo, pocas lolas, no estoy dura, estoy llena de estrías, claramente un poco de celulitis y ESTÁ BIEN; a esta altura me animo a mostrarme así porque no hay nada que me puedan llegar a decir que sea peor que todo lo que yo en mi cabeza ya me dije”.

Con estas fuertes palabras la modelo de 24 años explica la razón de su publicación. Las exigencias de mostrarnos perfectas 24/7 la llevaron a trastornos alimenticios como la anorexia y el atracón. Hoy, después de años de trabajo interno nos sorprende con un contenido como este cuya respuesta fue más que positiva. Famosos, seguidores y medios de comunicación viralizaron el video con palabras de apoyo hacia este tipo de mensajes. 

Belén Estévez (@soy.piel) y Natalia Simon (@nataliaasimon) son otros de los nombres que hace tiempo promueven un mensaje de más naturalidad y transparencia con su trabajo en Instagram. Desde dos perspectivas diferentes, una es dermatocosmiatra y la otra diseñadora y productora de moda, estas mujeres saben que es imposible ser perfectas y no tienen miedo de mostrarlo.

En 2018 Natalia Simon publicó un IGTV en el que explica que posee lo que se conoce como cicatrización queloidea, una forma de cicatrización en la cual por el exceso de determinada proteína las curaciones en la piel forman marcas o relieves al exterior. La creadora de Estilo NS tuvo una gran actitud y mostró su “imperfección” sin miedo porque así como algunos pueden reaccionar con comentarios negativos (de hecho esto motivó el video en un principio) también existen personas que comparten y apoyan esta situación. 

Pueden ver el video completo aca:

Por su parte, Soy Piel llegó a la plataforma hace casi 2 años. Nació con la idea de una página de make up más pero sus estudios en el área dermatológica la llevaron a contenidos más fieles a la realidad o, en sus propias palabras, “normales” de la mano de recomendaciones e información. Bajo la idea de que en realidad existen una diversidad de corporalidades, y que lo que muchas veces se tilda de imperfección es solo un rasgo físico, su Instagram ya cuenta con el apoyo de más de 71.000 seguidores que todos los días dan like y comentan a favor de las publicaciones.  

“Creo que esto de tildar a una característica como imperfecta es una construcción social. Si no entra en esto de la hegemonía de los patrones deseables de belleza actual es imperfecta y no, yo siempre me replanteo la palabra imperfección. Para mi no existen las imperfecciones sino las características diversasnos cuenta Belén Estévez. 

      Foto: @soy.piel
Foto:@strenghtmarks

        

Es cierto que Instagram se define como la red de imágenes por sobre todas las cosas pero también es motor de cambios. El trabajo de estas mujeres, y muchas otras, no es casualidad. Los cientos de comentarios que aplauden y piden más de estos contenidos son prueba de que la imagen de piel lisa o figura esbelta como única forma de belleza ya no es la reina de las redes o que, por lo menos, tiene competencia. 

Como leí en un posteo de la revista OhLaLa: Queremos más #InstagramVerdad.

Si te gustó la nota podés leer más sobre el tema en trabajos anteriores de nuestra chica guapa, Meli Marzioni, o ver más sobre la historia y mensaje de @soy.piel en esta entrevista que Carolina Topola le realizó en nuestro Instagram:  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *