¿Qué puedo hacer yo para afrontar la pandemia del coronavirus?

Por: Dra. Cecilia Figari.

Reflexionando junto a expertos de la salud mental.

¿Por qué ocuparnos?

Dra. Cecilia Figari: Bombardeados por información, no siempre verdadera, pero muchas veces sentida tan real como para empezar a sentir un malestar que va más allá de lo que esta pandemia del coronavirus podría producir, me motiva a compartir esta presentación sobre el tema con los aportes de numerosos profesionales de salud mental que nos brindan recomendaciones acerca de como gestionar nuestra ansiedad frente a la incertidumbre.

Es importante  reconocer  que las conductas que adoptemos no solo son importantes para el autocuidado sino para el cuidado mutuo y fortalecen la  red de contención.

SÉ RESILENTE

  • Adoptá ésa capacidad para atravesar situaciones difíciles y salir transformado positivamente de la experiencia.
  • Quizás sea una oportunidad  esta situación difícil para encontrar un nuevo sentido, un nuevo modo de cómo estar juntos como humanidad.

El coronavirus  es una situación de emergencia colectiva que nos implica a todos y a todas

MIEDO

  • Que sientas miedo es esperable, debido a la expansión del brote de Covid-19, ya que te enfrenta a una situación desconocida que es sentida  como amenazadora. 
  • El miedo es precedido por la evaluación de algo como peligroso, así como la tristeza es precidida por una percepción de pérdida como lo puede representar el hecho de que no puedas realizar las actividades  que habitualmente realizabas y compartías con otros (pareja, hijos,amigos,compañeros, actividades comunitarias,etc.)

UNA NUEVA SITUACIÓN

  • Cuando nos encontramos ante una situación nueva o a la que nos hemos enfrentado pocas veces, al no tener datos para saber cómo se van a desarrollar los hechos, puede aparecer el miedo.
  • Y sí se prolonga en el tiempo,el sentimiento de la incertidumbre.
  • El problema no radica en que experimentes miedo, emoción necesaria e incluso saludable ante la situación especifica, sino la intensidad con la que la experimentas.

Si gestionamos bien este temor, será un aliado que nos hará estar atentos y actuar con eficacia; si perdemos el control sobre él, podría llegar a causarnos un MALESTAR mayor que la propia enfermedad.

DEPENDE DE CADA UNO

Además, no debemos olvidar que el miedo, aunque no es ningún virus, puede resultar muy contagioso. Si el miedo se instala en el estado de ánimo, sentiremos angustia y acabara por convertirse en un obstáculo para manejar la situación adecuadamente o, peor aún, que se contagie y se extienda hasta suponer un problema añadido en la compleja situación sanitaria.

  • INFÓRMATE BIEN

La primera recomendación es conocer los hechos porque muchos de los mensajes e información que se comparten por redes sociales e internet son falsos o, como mínimo, no están comprobados.  Para ello, es esencial basarse en fuentes creíbles en las que se pueda confiar.

  • NO TE ‘INFOXIQUES’
  • No caigas en la sobreinformación.
  • Estar todo el día conectado y pendiente de la información sobre el coronavirus “no hará que uno esté mejor informado ni le dará más protección ante el virus y, en cambio, aumentará la sensación de riesgo innecesariamente”, explican los psicólogos.
  • LIMITÁ TU TIEMPO

En este sentido, para limitar la angustia y la preocupación sobre la epidemia la OMS aconseja limitar el tiempo que se pasa viendo o escuchando programas de televisión o radio sobre el coronavirus que nos provoquen malestar o negatividad, que recurran al sensacionalismo o al alarmismo.

  • MANTENÉ LA PERSPECTIVA
  1. El hecho de que haya una gran cobertura de noticias sobre este tema no significa necesariamente que represente una amenaza para vos o tu familia.
  2. De ése modo, vale la pena poner en cuarentena la información que circula por whatsapps y redes sociales y contrastarla antes de tomar alguna decisión relacionada con ella o compartirla.
  • INFORMA BIEN A LOS DEMÁS
  1. Lo que vale para uno mismo vale para los demás. 
  2. Es fundamental no hablar permanentemente del tema y evitar difundir rumores o informaciones falsas. Para ello, lo mejor es compartir información que realmente sea relevante, nunca apresuradamente, y solo una vez verificado que es cierta.
  • INFORMA A LOS NIÑOS
  1. También se ha de informar bien a los niños. Hay que hacerlo con información honesta y apropiada para su edad sobre cómo reducir el riesgo de infectarse. 
  2. Es importante el recordar que los menores observan los comportamientos y emociones de los adultos en busca de señales sobre cómo manejar sus propios sentimientos.
  • NO TE PREOCUPES, OCÚPATE
  1. Confía y aplica las recomendaciones y las medidas preventivas.
  2. De ahí que se aconseje, tanto en el caso de los adultos como especialmente en el de los niños, mantener o modificar rutinas y agendas cotidianas según sea conveniente.

“El miedo se controla mucho mejor a través de nuestros comportamientos saludables que a través de los razonamientos autoinducidos ,o de las precauciones innecesarias.”

  • SEGUÍ LAS RECOMENDACIONES
  1. Es importante seguir las recomendaciones y medidas de prevención que determinen las autoridades sanitarias para protegerse de un posible contagio de Covid-19. 
  2. Pero sólo esas. Tomar más precauciones de las que los médicos consideran justificadas por la evidencia científica no nos dará mayor protección frente al virus y, en cambio, alimenta el miedo y la angustia, “tanto en uno mismo como en las personas del entorno”, advierten los psicólogos.
  • CUÍDATE
  1. Si se tiene fiebre, tos y dificultad para respirar o dudas sobre la posibilidad de haberse contagiado, es importante contactar con las autoridades sanitarias y seguir sus instrucciones para recibir atención médica.
  2. Pero cuidarse no significa sobreprotegerse y hacer consultas médicas superfluas a los servicios de atención médica, que pueden estar bastante colapsados.
  • SÉ SALUDABLE
  1. Por otra parte, como ocurre ante cualquier otra enfermedad infecciosa, una buena manera de protegerse es extremar los hábitos de vida saludables para mantener lo mejor posible nuestro sistema inmunitario y nuestra salud en general.
  2. La OMS subraya que mantener estos hábitos es especialmente importante si uno ha de quedarse en casa por haber estado en contacto con algún infectado.

“Si debes permanecer recluido en casa, debes cuidar la dieta y las horas de sueño, pero también practicar ejercicio y mantener el contacto por teléfono o mensajes con amigos y familiares, porque la vida social es importante”, indican.

  • SI HACÉS CUARENTENA
  1. No trivialices el riesgo para intentar evadir la sensación de miedo a la enfermedad. 
  2. Tampoco magnifiques el riesgo real que tiene.
  3. Sé precavido y prudente sin alarmarte.

¿QUÉ HACER EN CUARENTENA?

  • DESCANSAR valora el tiempo que tenes disponible y recobra fuerza
  • LEER ¿Qué libros no leíste que siempre quisiste leer o volver a releer?
  • ENTRETENERTE ¿Qué programas o series que siempre dijiste que querías mirar y no tuviste tiempo de hacerlo? ¿Hay algún juego online que te gustaría hacer?¿Te gustaría realizar un tour virtual para visitar museos y colecciones online ?
  • ESCRIBIR ¿Qué cartas o comunicaciones pendientes por escribir con amigos y familiares?
  • PROYECTAR ¿Qué proyectos tenes pendientes por diseñar?
  • TELETRABAJO ¿Qué tareas laborales podes desarrollar desde tu casa?
  • PRACTICAR EJERCICIO ¿Sabes que existen tutoriales que te pueden ayudar a practicar ejercicio en tu casa?
  • MEDITAR ¿Qué meditaciones te gustaría realizar?

«Tratá de mantenerte ocupado y conectado con tus seres queridos. Estas son algunas de las tantas cosas que deberíamos considerar para que ese tiempo se transforme en un tiempo productivo y lo más agradable posible…»

  • ACEPTÁ TUS SENTIMIENTOS

Los psicólogos explican que el miedo es una respuesta adaptativa que nos ayuda a mantenernos alerta y a tomar las medidas necesarias pra minimizar riesgos, ya sea por la vía de evitar el peligro o de buscar la manera de afrontarlo. Por eso instan a no rechazarlo ni taparlo.

“Reconoce tus sentimientos y acéptalos; y si hace falta, compártelos con las personas más próximas”, aconsejan los expertos.

Desde la OMS subrayan que esto vale para el miedo pero también para la tristeza, la angustia, confusión, el enfado y cualquier otra emoción que pueda surgir ante la amenaza del coronavirus. Y coinciden en la recomendación de hablarlo con amigos o familiares y, si la angustia persiste, buscar ayuda con profesionales de la salud mental. Al mismo tiempo, desaconsejan recurrir al alcohol, fármacos o cualquier tipo de droga para esconder o combatir estas emociones.

  • USÁ EL HUMOR
  1. El humor es un recurso que puede ayudar a aliviar la situación, reduciendo el estrés y el miedo, aseguran los expertos.
  2. En este sentido, las redes sociales sí que pueden resultar de gran ayuda. En You Tube y en Twitter, por ejemplo, circulan gran cantidad de memes, parodias y mensajes divertidos sobre el tema.
  • APRENDE DE LA EXPERIENCIA

Junto al humor, otra herramienta útil para gestionar la angustia y la incertidumbre es la propia experiencia. 

“Repasa las habilidades que ya has aplicado en el pasado para afrontar y manejar otras circunstancias adversas que se te han presentado en la vida; utilizar esas habilidades te ayudará a controlar también tus emociones ante este desafío”, indican desde la OMS.

Reírnos contribuye a una actitud mental que favorece la disminución de enfermedades.

  • CUÍDATE CUIDANDO
  1. Cumpliendo las recomendaciones y normas preventivas
  2. No discriminando por raza, etnia, procedencia, edad, tipo de profesión u otro rasgo o atributo.
  3. Brindando la protección necesaria a los grupos más vulnerables (embarazadas, personas mayores de 65 años, inmunosuprimidas, con antecedentes respiratorios, cardíacos, diabetes tipo 1 e insuficiencia renal).
  4. Comprá lo necesario para ése período, colaborá para que no haya desabastecimiento y existan provisiones suficientes para que todos y todas puedan cumplir las normas preventivas.
  5. Respetá la cuarentena. Recordá que en la medida de que cada uno se cuida, está cuidando al otro y que este otro puede estar en una situación de mayor vulnerabilidad que vos.

TRANSFÓRMATE EN UN FACTOR PROTECTOR DE SALUD

¡Hay que ganar tiempo y sos vos un factor protector en salud fundamental para que esta red de contención tenga éxito!

«Quizás, el poder atravesar esta situación difícil  sea una OPORTUNIDAD para encontrar un nuevo sentido,  un nuevo modo de cómo estar juntos como humanidad…»

TU APORTE ES IMPORTANTE

Que no podamos realizar por un tiempo encuentros presenciales, no impide que nos mantengamos en contacto.Si querés compartir lo que pensás o lo que te pasa con este tema, no dudes en comunicarte via mail a:


 cfigari@hotmail.com


Tu voz es importante para esta red y para esta presentación colectiva que tiene que resultar un apoyo para el cuidado mutuo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *