Introducción a quererse un poco

Por Carmen Tuitera

Somos parte de una sociedad que nos enseña a crecer  y ser iguales. Un sistema digno de hombres  y que con gran esfuerzo las mujeres hemos ganado espacio. Feminista? Justa diría yo y por eso necesitamos más mujeres que se quieran, que ganen espacios y no olviden lo que cómo género hemos tenido que luchar. Qué nadie lo quite, es nuestro.

 

Y Quererse a veces no es fácil. Estamos en mini sistemas ( colegio, familia, trabajo, universidad, pareja y amigos) qué con sus buenas intenciones de ponernos los pies en la tierra, nos truncan sueños, metas y motivaciones. Pero acá viene el primer punto; esto no puede partir por otros, tiene que partir por ti.

Hoy te quiero dejar algunas ideas, que he ido concretando con el tiempo. Y es que no basta solo con leerlas, necesitas creerlas, sentirlas y actuarlas por ti, por los tuyos y por el mundo

  • Acepté mis caída y paré de culparme.

Me he caído demasiadas veces te juro y me voy a seguir cayendo, lo sé.  Pero entendí que si no me perdono, no puedo avanzar y si no puedo avanzar, nunca lograré lo que quiero. Perdona el pasado y avanza.

  • Motivé a otros 

Decidí que quería hacer las cosas diferentes a como yo las viví. Necesitaba gente positiva cerca de mí, que tuvieran ganas al menos y que me motivaran día a día a hacer las cosas bien.  Vivir en un contexto positivo gatilló a qué pasarán cosas positivas.

  • Me conocí

Y quiero contarte que no soy perfecta haha XD soy terrible pero al conocerme tanto me aprendí a manejar, a controlar y no deje que otros lo hicieran. Se tanto sobre mí que entiendo dónde quiero estar y dónde no. Evitando cualquier cosa que altere mi tranquilidad.

  • Me acepté

Con lo bueno y con lo malo, dejé de creer en historias de amor propio que me decían que era una princesa que me merecía cosas buenas porque lo valía, un príncipe que nunca he visto e ideas llenas de fantasía que iban muy al contrario de lo que era y lo que vivía. Y es que no siendo perfecta, conociéndome y aceptándome se que debo encontrar cosas, situaciones y personas acorde a lo soy, no puedo exigir, ni exigirme lo que no voy a dar.

  • Si me caigo, me levanto

Esto se volvió un motor, me vi tantas veces en el suelo pero tantas veces que juré nunca más verme así y si era un paso, tenía que ser un paso corto para volver levantarme… con más fuerza

  • Yo también me puedo equivocar 

Dejé de ser dura conmigo misma ( aunque lo sigo siendo haha XD ) entendí que también puedo y debo tener errores porque son parte de lograr las cosas que quiero. Aprender, es fundamental para lograrlo todo.

  • Dejé situaciones y personas que me hacían sentir menos

Pare de exponerme a todo lo que me hacía sentir pequeña y comencé a buscar contextos en los que me podía sentir segura, digna de conexión con otros y en paz, sobre todo en paz.

  • Si lo tengo en mi mente lo tengo mi mano

Me gustaría decir que esto no es taaan así pero desde que comencé a quererme y sobre todo aguantarme ( :P) las cosas comenzaron a pasar.  Y es que nadie nos enseña que el poder está en uno. Cuando somos pequeños nos enseñan a admirar a otros y no a nosotros mismos, olvidando la energía que podemos provocar con tan solo creer.

Todo éxito viene acompañado de caídas. Escribir acá es uno de mis logros y la verdad, nadie me puede quitar la sensación de éxito, porque yo lo conseguí a pesar de todo lo que he vivido, todo lo que he fallado y lo que puedo provocar al decir lo que pienso.  Pero estoy dispuesta porque me quiero y quiero que tú también te quieras para que te sientas IMPARABLE. Brilla

Pd: Gracias a mi gente que me sigue en las buenas y las malas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *