#HairTrend Countouring en tu pelo

Por Celcho Díaz

Quizá sea la técnica de coloración más sutil que podemos encontrar en los salones de belleza, pero también es una de las que ofrecen un resultado más impresionante. El ‘hair contouring’ es una nueva forma de aplicar la coloración jugando con tonos claros y oscuros para conseguir un efecto óptico que hace que el rostro aparezca modelado de forma muy natural.

Dependiendo de cómo sea el rostro el estilista del cabello trabaja, del mismo modo en el que lo haría un pintor, el color y la luz para resaltar o disimular los rasgos. El resultado es impresionante y, sobre todo, muy natural. Eso, la rapidez de su aplicación y su bajo precio la convierten en una de las coloraciones favoritas de la temporada.

“El ‘hair contouring’ está creado para resaltar las zonas deseadas del rostro con una coloración más clara, mientras ocultamos las no deseadas usando los tonos más oscuros. Se trata de ir creando reflejos claros y oscuros jugando con la coloración del pelo para dar más o menos luz en determinadas partes del rostro.

Se trabaja principalmente la zona de delante, creando luces y sombras con el objetivo de corregir imperfecciones del contorno del rostro más que de una nariz o de una frente, aunque también puede servir para desviar la atención en los puntos que queremos potenciar.

Se recomienda esta técnica especialmente para “cabellos medios y largos o cabellos cortos con flequillo largo”, incluso para disimular rasgos faciales. En un rostro con, por ejemplo, una nariz grande, trabajaremos siempre con la raya a un lado y con ‘contouring’ claro en la zona de pómulos. En el caso de tener una mandíbula prominente, emplearemos ‘contouring’ claro en la zona de mandíbula y oscuro en la zona de pómulos y frontal. Mientras que para una frente estrecha emplearemos ‘contouring’ claro en la parte más estrecha y oscuro en la parte más ancha y en los largos.

Para aplicar el ‘hair contouring’ es muy importante seguir la caída natural del cabello, sus ondulaciones y jugar con su movimiento. Se trata de una técnica casi artesanal pero muy sencilla de aplicar. Lo más importante es que el estilista que la trabaje tenga una gran sensibilidad y buen ojo. Además, no es una técnica tan cara como las mechas y se tarda muy poco tiempo en hacerla.

“El ‘hair contouring’ es bastante rápido a la hora de realizarlo. Podes tardar entre 10 y 25 minutos. Recomendamos volver a darse un retoque a las ocho o nueve semanas.”

Sugerencias para cada forma de rostro son:

  • Rostro triángulo invertido: la idea es buscar un equilibrio con respecto a las formas, aclarando la parte inferior de la melena y dejando la raíz más oscura, logrando así un efecto visual que da más volumen en la parte inferior de la cara.
  • Rostro ovalado: son los llamados ‘perfectos’ por lo que esta técnica no tiene ningún propósito significativo, a excepción de proporcionar luz, profundidad y brillo al cabello, a través del juego de luces.
  • Rostro redondo: se deben aclarar primero las raíces para así atraer la luz y el brillo a esa zona, oscureciendo sutilmente medios y puntas, consiguiéndose un contraste que se produce a la altura del oído para enmarcar el rostro.
  • Rostro cuadrado: el juego de contrastes se vuelve fundamental en las zonas faciales angulares, para ello, también se debe aclarar la parte superior y oscurecer la zona de la mandíbula.

¿Te animas a probarlo en tu cabello? ¡Nosotras sí! Por eso hacemos un #MimoChicasGuapas muy especial para que lo puedas probar:

¡SORTEO!

  1. Seguí a @chicasguapastv y a  @diazcelcho en Instagram
  2. Etiqueta a dos amigas
  3. Y contanos qué fue lo más raro que te hiciste en el pelo, ¡vale todo!

Hay tiempo hasta el miércoles 3 de mayo para participar, ¡apúrate!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *