5 Consejos para tener un Mejor Día

Todos tenemos nuestras altas y bajas. Es normal que algunos días nuestro ánimo este mejor que en otros. Pero hay cosas que podemos y debemos hacer para cuidar nuestra salud emocional y física que influyen bastante en la calidad de nuestros días. Estos cinco consejitos son fáciles de implementar y pueden hacer la gran diferencia a la hora de cómo te sientes en el dia.

?1. Comienza tu día bien.

La energía y actitud con la enfrentas las primeras horas de la mañana influyen bastante como pasaras las demás horas del día.

Es importante que no arrastres problemas del día anterior. Esto no sirve de nada más que para empañar la posibilidad de sentirte mejor y mirar la situación de una manera más objetiva y efectiva.

Trata mejor de comenzar con agradecimiento por la oportunidad de despertar otra vez. Por la confianza que la vida le da a tus habilidades de superar lo que sea que te salga en el camino. Recuérdate que tú estás siempre en control. Sonríe y sigue viviendo.

2. Alimentate de la manera que te quieres sentir.

¿Te quieres sentir bien? ¡Come bien! Come alimentos de calidad. Cancela lo procesado y las harinas y grasas innecesarias. Es increíble el cambio que la buena alimentación tiene en el cuerpo y la mente.

Tomar mucha agua es sumamente importante. Haz la hidratación tu prioridad y cancela los jugos y sodas llenos de azúcares.

Come de manera simple. Los mejores alimentos son aquellos fáciles de preparar y consumir. Las frutas y los vegetales son tus mejores amigos. Y no tengo que siquiera mencionar lo buenísimo que son para la piel! ¡¿Quién no tiene un mejor día cuando se mira una piel sana e hidratada?!

3. Muévete!

Esto no quiere decir que tengas que hacer ejercicio dos veces al día o correr millas todas las mañanas. ¡Moverse es simple! Parquea el carro un poquito más lejos de la puerta. Toma las escaleras en vez del elevador. Procura caminar o hacer cualquier tipo de ejercicio cardiovascular por lo menos treinta minutos al día.

Si quieres incorporar una rutina de ejercicios más intensa, pues excelente. Pero para ver mejoramiento en animo una simple caminata en el parque funciona. Créeme!

Dedica dos minutos al día a escribir una carta de agradecimiento.

4. Escribe dos minutos sobre algo de lo cuál estés agradecida.

Esto lo puedes hacer en la mañana antes de comenzar el día o en la noche al final del día.

Dos minutos de escritura diaria positiva pueden cambiar tu perspectiva. Tu cerebro buscará subconscientemente aquellas cosas por las cuales estar agradecida. Esto inevitablemente mejorará tu día de manera notable.

5. Solo preocúpate por lo que puedes cambiar.

Así de sencillo! Los seres humanos desperdiciamos tanto tiempo pensando en lo que fue y en lo que será. Muchas de las cosas que nos atormentan a diario están fuera de nuestro alcance.

¿Por qué empeñarse en pensar y causarle estrés a nuestro cuerpo con cosas que no podemos solucionar?

Asegúrate de solo darle cabida en tu mente a aquellas cosas que sí puedes cambiar. Y si lo puedes cambiar, pues no deberían ser motivo de preocupación. ¡Cero preocupaciones innecesarias! Y no olvides que sólo puedes controlar lo que tú hagas y digas y no las acciones de los demás.

Más que consejos, éstas son recomendaciones que puedes considerar convertir en tus hábitos. Los uso personalmente y me ayudan bastante. El estrés diario siempre busca manera de colarse en nuestras vidas. Se diligente. Escucha a tu cuerpo y trátate bien. ¡La verdadera felicidad es más alcanzable de lo que solemos admitir!

¡Espero que estos tips te ayuden a mejorar tu día!

Picture

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *